Las macrohabilidades hablar y escuchar como componentes de la oralidad , constituyen posibilidades de acción del ser humano en el mundo y deben, por tanto, ser desarrolladas a lo largo de la vida. En este proceso de apropiación del individuo de los elementos que le provee su lengua materna para expresar su propio ser y estar en el mundo, así como interactuar con otros como él, juegan un rol decisivo tanto las experiencias comunicativas que vivencia en su entorno inmediato de convivencia como otras experiencias provenientes de las intervenciones, planificadas o no, que recibirá en los contextos educativos y de otros grupos que integre.

Desde que desarrollamos la capacidad de expresarnos por medio del lenguaje verbal, éste se convierte en un medio fundamental para la construcción de nuestra individualidad y de nuestra capacidad de interacción con los otros y los objetos. El lenguaje facilita comunicación y produce pensamiento.

Es en este marco que la escuela juega un papel trascendental en la potenciación de las posibilidades que el lenguaje ofrece o retacea a los niños durante el ciclo de su escolaridad.

Se hace inminente intervenir a conciencia, en el entendido de que, aún cuando no se planifique específicamente con tal fin, siempre estamos interviniendo en la construcción de la oralidad de aquellos con los que integramos el colectivo de aprendizaje. En la medida en que no se repare en la función esencial de los intercambios verbales que suceden en el aula, en cuanto construcción de subjetividades y formas de decir lo que somos, lo que queremos, lo que necesitamos, lo que opinamos, se deja librado al azar un componente clave del ser personas: el emponderamiento de la capacidad de decir y la elaboración de la palabra.

Es fundamental, por tanto, ampliar las posibilidades comunicativas y de representación de los niños sin que estas intervenciones devengan en sustituciones o represiones del repertorio lingüístico que han dado y dan sentido a la vida de relación y definido el pensamiento del niño hasta el presente.

Fronteras poco claras

El código oral y el código escrito han perdido la clara frontera que los presentaba como dos diferentes posibilidades lingüísticas con rasgos propios que los caracterizaba y definía. El progresivo avance de las tecnologías de la comunicación ha derivado en la invención de nuevos signos en un universo compartido por los ususarios de los nuevos medios de comunicación virtual y, al mismo tiempo, en la adopción de rasgos propios de la oralidad por parte de textos escritos. Un claro ejemplo de este fenómeno es el evidenciado en la comunicación en tiempo real que se produce mediante el chat y el twiter.

Los códigos oral y escrito se pueden comparar, al menos, desde dos puntos de vista:

  • Desde lo contextual: espacio, tiempo, relación entre los interlocutores.

  • Desde lo gramatical: adecuación, coherencia (sintácticas y textuales)

Desde lo contextual, no existen situaciones de comunicación exclusivas del código oral y el escrito. El desarrollo de la tecnología ha hecho que se equiparen ambos códigos y sea posible que, por ejemplo, una comunicación escrita (chat, twiter), o una comuncación oral sea posible a pesar de las distancias (teléfono, celulares, televisión).

Potenciación de la oralidad espontánea

El propósito fundamental de la intervención docente debe ser que todos participen de las conversaciones que se dan en el aula y asuman la existencia de unos nuevos interlocutores, diferentes de los que interactúan con ellos en su vida de relación fuera de la escuela. Recordemos, a este propósito, que participar de una conversación colectiva no necesariamente implica hablar, también se participa escuchando, asintiendo, apelando a la gestualidad y las respuestas asociadas.

Como punto de partida deberemos asumir que generar instancias de trabajo en oralidad en el aula difiere de la necesaria comunicación que se da a lo largo de la jornada. Implica entender que se deben definir unos contenidos propios del área de Lengua, con objetivos claros, actividades pensadas a tales fines, e incluso, instancias de evaluación. Es decir, el trabajo en oralidad también se planifica.

Debemos generar un ambiente propicio, de confianza, en el cual, hablar, expresarse, sea bienvenido y valorado. Este ambiente estimulará el desarrollo de la colaboración de los niños y el docente, promoviendo la creación de un cosmos en el que los participantes: escuchan, narran sus experiencias, renarran textos, explican sus aprendizajes, manifiestan sus necesidades, opinan, relatan anécdotas, describen objetos, personas, sensaciones, sentimientos y situaciones. En el entendido de que al tomar la palabra todos y cada uno de los que integramos el aula, estamos llevando a cabo alguna acción en relación a otros, asumimos la responsabilidad de un acto de habla.

La posibilidad de participar en variadas situaciones de diálogo permitirán a los niños confiar progresivamente en su potencial capacidad de expresarse oralmente y de generar respuestas en los demás, logrando intercambios, que son, siempre, de importancia vital.

Cuando los alumnos llegan a la escuela narran sus historias, sus experiencias de vida valiéndose de la realización de la Lengua que han aprendido en su comunidad de convivencia, es decir, de un habla concreto que es el que les ha permitido, hasta el momento, ser alguien. Estas diferencias con las que sin duda, nos enfrentamos luego los docentes, lejos de ser un obstáculo dan cuenta de una realidad que nos obliga a pensar la escuela como escenario del mundo: un sitio común en el que se encuentran la diversidad y la multiculturalidad que lo caracterizan.

Es importante asumir tal diversidad sin intentar cambiarla. Más bien es necesario promover que los niños puedan expresarse oralmente ante una variedad de interlocutores para lo que deberán desarrollar conciencia acerca de qué palabras y qué formas de habla usar en las distintas circunstancias.

A lo largo de la escolaridad, las variadas experiencias de expresión oral serán las que harán posible que los niños amplíen sus formas de expresión, sin eliminar ni censurar aquellas formas que lo definen como perteneciente a su grupo de convivencia. Cualquier intento de incidir en ellas corrigiéndolas es una acción violenta contra, no ya el aprendizaje lingüístico, sino la propia identidad cultural e individual.

La lengua como apropiación del mundo

Desde la perspectiva que concibe el aprendizaje como una forma de relación sujeto- mundo, tenemos un individuo que, desde el mismo momento del nacimiento, inicia sus relaciones con el mundo gracias a otro sujeto que interpreta sus necesidades y lo pone en contacto con el sector de la realidad que pueda satisfacerlas. Así comienza a apropiarse de esa realidad en un continuo proceso de aprendizaje, una apropiación que no es material sino instrumental: a través del conocimiento. El aprendizaje es un proceso activo del hombre sobre el mundo.

Cuando los niños y niñas ingresan en las instituciones educativas lo hacen con una carga experiencial que determina su relación con el mundo y la realidad. Esto se hace evidente mediante las actitudes, las respuestas ante los estímulos provenientes del medio y de los otros, el dominio del lenguaje y el nivel de representación simbólica. Él ya ha desarrollado unas significaciones del mundo y de las relaciones, viabilizadas, como estructuras cognitivas, por el desarrollo que ha logrado de la lengua como instrumento de representación. Al mismo tiempo, en su relación con los otros, el dominio de la lengua jugará un papel decisivo. Es decir, de sus primeras experiencias vinculares, dadas en el seno de su familia, resultará la apropiación que haya dado al lenguaje verbal como instrumento de la comunicación y construcción de ideas.

La riqueza y propiedad del vocabulario del padre y de la madre influyen sobre la de sus hijos. Cuando éstos oyen nombrar objetos por el nombre que les conviene, adquieren el hábito de hacer lo mismo. Cuando el vocabulario es pobre y restringido y los términos empleados son poco apropiados, los niños adoptan una forma aproximativa y vaga de hablar.

Los contenidos de la oralidad en el programa

Tercer año

Contenidos

Objetivos

Actividades

El diálogo de los personajes de cuentos, historietas y dibujos animados.

Promover el reconocimiento y discriminación de los rasgos que caracterizan la representación de los intercambios orales entre personajes.

Lectura guiada de textos dirigiendo la mirada hacia las expresiones en estilo directo y comparando las mismas con su expresión mediante el estilo indirecto.

Las diferencias en la organización de narraciones planificadas y no planificadas.

La jerarquización y ejemplificación de la información en la exposición oral.

Generar la interiorización de las necesidades de planificación del discurso oral.

Talleres de narraciones de experiencias cotidianas no planificadas y planificadas dirigiendo la mirada hacia las diferencias entre las mismas en términos de coherencia y organización.

Actividades de organización colectiva de exposiciones oral: ¿qué es importante decir sobre el tema? ¿cómo presentamos la información? ¿qué ejemplos podrían resultar útiles para explicar? Toma de decisiones compartidas.

El argumento pertinente y no pertinente al tema, la situación y el interlocutor.

Guiar la valoración de los niños de sus propios discursos y la discriminación de la pertinencia de los argumentos utilizados.

Instancias de intercambios verbales respecto a temas de interés del grupo (por ejemplo algún tema abordado desde otra área del conocimiento) y tallares de valoración de los discursos de los niños sobre el mismo cuestionando la pertinencia de los argumentos. El maestro asumirá el rol de interpelar los discursos y hacer notar la pertinencia o no de los argumentos, sin intención censuradora sino dando cuenta de que cuando alguien dice otros escuchan y esperan entender.

Cuarto año

Contenidos

Objetivos

Actividades

La descripción de episodios en una narración.

Facilitar avances en la capacidad de describir fenómenos, objetos, propiedades y acciones.

Recuperación en colectivo de la información y la trama de narraciones leídas o contadas interrumpiendo los relatos y pidiendo a los niños que se detengan en tal o cual episodio y lo describan. En este caso el maestro irá interviniendo de manera de mejorar el discurso y asegurar la coherencia y la progresión temática (siempre logrando acuerdos con los niños)

Las marcas de oralidad en el diálogo.

Dirigir la mirada de los niños hacia las características que nos permiten identificar las instancias de diálogo en estilo directo en los textos escritos.

Análisis de fragmentos de textos en los que aparezcan diálogos. Reconocimiento de la raya introductora de los turnos de la palabra, la polifonía (explicaciones del narrador entre rayas), las interjecciones, las reiteraciones, las muletillas, las expresiones propias de determinados sociolectos, el respeto de las emociones posibles de los personajes (tal como se expresa en el código oral).

Comparación del habla urbana y el habla rural de distintas zonas de nuestro país. Podrían trabajarse con grabaciones para percibir las diferencias en su formato real (no transcripto) y luego intentar la transcripción. ¿Cómo representamos por escrito la manera de hablar de alguien? Se podría hacer una investigación con los chicos al respecto.

La noticia en la comunicación oral y audiovisual.

Potenciar la construcción de capacidad crítica frente a las informaciones provenientes de los medios de comunicación.

Talleres de audición de noticias. Análisis en colectivo, a partir de la guía del maestro, de la organización de las noticias. Valoración de la pertinencia de las informaciones y la relación lógica entre las partes de la noticia. Constatación de la ausencia de opinión explícita frente a los hechos presentados (lo cual no implica imparcialidad).

La exposición de temas de estudio a partir de entrevistas y encuestas.

Guiar a los niños en la elaboración de entrevistas y encuestas respecto a temas de estudio y la discriminación y organización de la información proveniente de las mismas.

Proponer pequeñas investigaciones sobre temas de estudio ayudando a los niños a elaborar las preguntas con la intención de que las respuestas sirvan para explicar respecto a tal o cual tema. Intervenir en las diferentes etapas del proceso. Generar exposiciones de las informaciones provenientes de la investigación dirgiendo la reflexión de los niños acerca de la autoridad del enunciador respecto al tema del cual habla.

El debate a través de la exposición de opiniones. Argumentos y contrargumentos

Promover aproximaciones en la significación del debate como oportunidad de expresar opinión fundamentada sobre un tema. Enseñar los componentes del debate en tanto dinámica grupal.

Debates sobre temas de interés de los niños. Instancias de debates con la participación de otros agentes educativos (familias, otros grupos de la escuela, otros adultos referentes de la comunidad) para que aprecien los diferentes roles que se encarnan en un debate y el necesario respeto de la opinión del otro. Análisis en colectivo de los argumentos y el valor persuasivo de los mismos.

Quinto año

Contenidos

Objetivos

Actividades

La descripción de episodios en una novela.

Facilitar avances en la capacidad de describir fenómenos, objetos, propiedades y acciones.

Instancias de lectura de una novela durante un período de tiempo con actividades de lectura guiada de la misma, durante el proceso. Recuperación de la información en forma oral demandado a los niños que describan tal o cual episodio de la misma.

Podría plantearse como actividad por equipos con una planificación previa de la exposición: cada equipo se encargará de describir tal episodio y el resto del grupo (que también lee la novela) valorará la claridad y coherencia en la información, y podrá aportar otros elementos o apreciaciones omitidas, e incluso cuestionar lo expuesto por el equipo.

La exposición de tramas de películas.

Generar instancias de elaboración de discurso respecto a información nueva para los interlocutores.

Taller de intercambio de experiencias de cine: en forma individual o por equipos, cada uno deberá preparar una exposición respecto a una película que le parezca interesante recomendar a sus compañeros. Para ello, se hará una etapa previa, en colectivo, donde se acuerden los datos que no deben faltar respecto a la trama para que los interlocutores entiendan la película sin haberla visto.

La entonación en la poesía.

Propiciar instancias de experimentación y apropiación de los rasgos fónicos de la poesía lírica.

Talleres de lectura y entonación de textos poéticos (en el marco del trabajo de los textos desde la Literatura). Lectura modélica por parte del maestro. Identificación de los rasgos rítmicos del texto poético.

La exposición de temas de estudio con una organización planificada.

Generar instancias de reflexión respecto a los beneficios en términos de comunicación, a la hora de planificar los discursos.

Talleres de toma de decisiones en colectivo respecto a la organización necesaria de los temas de estudio para que sean comprendidos y aprendidos por los interlocutores. Elaboración de fichas que guíen la planificación de la exposición de los temas de estudio.

El uso de elementos paralingüísticos en la disertación: la dicción, el tono de voz y las pausas.

Guiar la mirada de los niños hacia el uso de elementos paralingüísticos en su propia expresión oral y en la de otros.

Actividades de análisis de discursos provenientes de los medios audiovisuales (televisión, páginas web, You Tube). Talleres de análisis en colectivo: vamos a mirar los elementos que completan lo que dice el enunciador y nos permiten una mayor comprensión.

Grabación de intercambios orales espontáneos dentro del aula y en otros espacios de la escuela para su posterior análisis en clase de Lengua. Análisis de las filmaciones con el fin de descubrir los elementos paralingüísticos utilizados en cada intercambio oral y el rol de los mismos en cada situación comunicativa.

Los debates en diferentes situaciones sociales.

Promover aproximaciones en la significación del debate como oportunidad de expresar opinión fundamentada sobre un tema. Enseñar los componentes del debate en tanto dinámica grupal.

Debates sobre temas de interés, de actualidad y temas de estudio. Talleres de reflexión metacognitiva respecto al debate como instancia de construcción colectiva de opinión y de subjetividad.

Sexto año

Contenidos

Objetivos

actividades

El diálogo en la obra de teatro. Los parlamentos en los personajes.

Los elementos paralingüísticos: gestos, miradas, posturas y desplazamientos.

Generar aproximaciones en la construcción del concepto de parlamento y la identificación de sus rasgos, propios del código oral.

Identificación de las características del texto de trama dialógica conversacional propio del género dramático. Abordaje del género desde la Literatura. Trabajo con diferentes guiones: teatral, radial, televisivo, de cine. Identificación de los parlamentos y la voz que habla en cada uno.

Estudio de un guión teatral y lectura expresiva de los parlamentos acompañando con recursos paralingüísticos pertinentes. Discriminación entre parlamentos y discalías.

En algunos casos se puede proponer la representación de una obra (desde el área del Conocimiento Artístico) e incluso la creación de una obra y su posterior representación.

La entonación de la prosa poética.

Generar instancias de experimentación del ritmo propio del texto poético.

Audición de prosa poética por parte de autores o intérpretes. Trabajo sobre el ritmo interno (desde la Literatura). Lectura modélica por parte de la maestra. Experiencias de lectura de textos en prosa poética con el fin de disfrutar de su musicalidad y generar placer estético en los interlocutores.

La definición de conceptos en la explicación de temas de estudio.

Promover la elaboración de discurso propio de las disciplinas, específicamente la elaboración de definiciones.

Lectura guiada de variados ejemplos de definiciones. Identificación de los rasgos formales de las mismas. Elaboración de definiciones en colectivo como trabajo de síntesis de temas abordados en clase.

Elaboración de definiciones en forma oral a partir de lo aprendido respecto a un tema.

Exposición de temas de estudio planificados con la incorporación de definiciones elaboradas especialmente con el fin de explicar mejor el tema.

Talleres de valoración de las definiciones. Comparación con definiciones disciplinares.

El debate. Los roles de los participantes. Los mensajes y las conclusiones implícita y explícita.

Promover aproximaciones en la significación del debate como oportunidad de expresar opinión fundamentada sobre un tema. Enseñar los componentes del debate en tanto dinámica grupal.

Análisis de debates provenientes de medios audiovisuales. Identificación del tema, las posturas, la oposición de opiniones, los argumentos y los mensajes explícitos e implícitos.

Planificación de debates considerando cada uno de los puntos analizados.

Debates sobre temas de la realidad pasada y presente.

Análisis de los debates llevados a cabo en clase.

Ejemplos de actividades para potenciar la oralidad

La oralidad como instrumento a mejorar

1259137035769_f.jpg

La propuesta consiste en planificar las intervenciones en la apropiación de las posibilidades que brinda la comunicación oral, en el marco de nuestro trabajo en otras áreas del conocimiento. La oralidad como instrumento de expresión y de interacción con el otro necesita ser, no solo puesta a revisión y valoración permanente, en cuanto a su efectividad, sino también y preferentemente planificada con unos propósitos claramente definidos, en función de los cuales se tomarán decisiones respecto a:

  • El tema.

  • La intención.

  • El registro.

  • Los recursos paralíngüísticos: tonos de voz, gestos, desplazamientos, entonación.

  • Aspectos formales.

  • Secuencias textuales apropiadas.

  • Contexto de la enunciación: relación con los enunciatarios.

La idea es dirigir la atención de los niños hacia los rasgos enunciados, en su propio discurso habitual y proponerles pensar en cada uno de ellos en situaciones de expresión oral planificadas, poniendo énfasis en alguno de los aspectos en diferentes oportunidades.

A continuación presentaré algunas actividades llevadas a cabo en distintos grados y en el marco de secuencias particulares de intervención anual en el área de Lengua con el fin de poner sobre la mesa algunos aspectos a ser considerados.

Taller de trabajo con familias Cuarto año

Áreas integradas: área del Conocimiento Social y área del Conocimiento en Lenguas

Objetivos:

  • Generar una instancia de trabajo de los niños con sus familias.

  • Propiciar el intercambio de opiniones sobre los conceptos de dominación y resistencia.

  • Involucrar a los padres en el proceso de aprendizaje de sus hijos.

  • Promover el desarrollo de la empatía a partir de la representación de momentos hipotéticos acerca del encuentro entre las culturas nativas de América y la cultura española.

  • Desarrollar la capacidad de adecuación del código oral a la situación comunicativa.

  • Generar instancias de valoración de la oralidad como medio de construcción de discurso.

Contenidos:

  • Conocimiento Social. Dominación y resistencia. Los procesos de aculturación en las áreas mesoamericanas. Las transformaciones: económicas, sociales, culturales y políticas.

  • Conocimiento en Lenguas. El argumento pertinente y no pertinente al tema, la situación y el interlocutor.

Participantes:

Alumnos y familias (padres y hermanos mayores) de un grupo de 4to año.

Dinámica: rol play

Explicación

Se realizará una actividad de taller de trabajo sobre el concepto de aculturación desde los diferentes aspectos afectados debido al encuentro de las culturas mesoamericanas y la española. Se propondrá a los padres que ayuden a los niños a interpretar la información del texto entregado (consigna) y a enriquecerla de acuerdo con sus conocimientos experienciales acerca del significado del término aculturación, organizando una representación mediante un juego de roles, de uno de los aspectos afectados (cultural, económico, social, religioso, etc)

En la instancia de trabajo de los padres con sus hijos, aquéllos tendrán oportunidad de vivenciar la forma de pensar, la adquisición de la lectoescritura, el desarrollo de habilidades sociales, la capacidad de memoria, la capacidad de participación, las dificultades de expresión oral y el nivel de desempeño en general de los niños.

Los participantes deberán construir en colectivo unos intercambios orales de acuerdo a los roles que interpreten que los pondrán en situación de relfexionar y tomar decisiones respecto al uso de la lengua (adecuación, tema, construcción de los enunciados, registro utilizado, distribución de los roles en los diálogos, tonos de voz, gestos, postura corporal, necesidad de que los interlocutores construyan significado respecto al tema).

Desarrollo:

  • Presentación de la propuesta de trabajo. Explicación de los objetivos.

  • Formación de los equipos y acuerdo acerca de las pautas.

  • Entrega de las consignas (en un sobre cerrado)

  • Desarrollo de los talleres (20 minutos)

  • Presentación de las representaciones por parte de los equipos

  • Evaluación de la actividad. Dificultades a la hora de elaborar los diálogos. Reflexión acerca de la necesidad de tener conocimiento para hablar de tal o cual tema.

Consignas:

  • Sobre 1: representar el encuentro entre culturas americanas y españoles donde se note las diferencias culturales.

  • Sobre 2: representar el encuentro entre culturas americanas y españoles donde se vea los beneficios económicos que obtuvieron los españoles

  • Sobre 3: representar el encuentro entre culturas americanas y españoles donde se vea la superioridad de los españoles en armas.

  • Sobre 4: representar el encuentro entre culturas americanas y españoles donde se vea la actitud de los indígenas ante la llegada de los españoles.

  • Sobre 5: representar el encuentro entre culturas americanas y españoles donde se note la imposición religiosa por parte de los españoles.

  • Sobre 6: representar el encuentro entre culturas americanas y españoles donde se muestre las pérdidas culturales que sufrieron las culturas americanas.

Rol play

El juego de roles o ROL PLAY consiste en representar situaciones actuando, interpretando un papel que nos toca cumplir en determinada situación, por lo general basada en hechos pertenecientes a la realidad pasada, presente o futura. Se trata de temas sociales o sea que presentan conflictos entre personas que pertenecen a la misma sociedad pero que tienen puntos de vista opuestos frente a un mismo tema.

Cada persona frente a un mismo tema tiene su propio punto de vista que depende de sus vivencias, de sus motivaciones y de sus intereses. Para cada una de ellas su opinión es válida porque los identifica.

Cuando jugamos a interpretar el rol de otras personas debemos situarnos en su realidad y defender su opinión como si fuera nuestra. Defender una opinión no significa insultar o agredir a otro sino darle razones, argumentos, para que parezca válida. No es fácil, pero nos ejercita en la habilidad de desarrollar nuestro juicio, aprender a respetar a los demás y comprender el derecho de todas las personas de pensar diferente, además, aprendemos sobre realidades distintas a la nuestra y a construir discursos, que es una de la posibilidades que nos permite ser humano.

La oralidad: reflexión metalingüística. El discurso planificado

La exposición planificada Quinto año

Contenido:

La exposición de temas de estudio con una organización planificada.

Objetivo:

Generar instancias de reflexión respecto a los beneficios en términos de comunicación, a la hora de planificar los discursos.

Actividades:

Talleres de toma de decisiones en colectivo respecto a la organización necesaria de los temas de estudio para que sean comprendidos y aprendidos por los interlocutores. Elaboración de fichas que guíen la planificación de la exposición de los temas de estudio.

Desarrollo:

  • Elaboración de tabla para la valoración de las exposiciones orales, en colectivo discutiendo la partinencia de cada ítem. Consigna: ¿Qué debemos considerar para evaluar una exposición oral cobre temas de estudio?

  • Exposición de temas de estudio por parte de los niños (encomendados con antelación)

  • Valoración de las exposiciones usando como parámetro la tabla elaborada antes con tal fin.

  • Planificación de exposiciones. A partir de las exposiciones anteriores se propondrá una revisión de las mismas y la planificación de su nueva presentación al grupo, a partir de pautas consensuadas luego de las valoraciones de las exposiciones anteriores. Consigna: Teniendo en cuenta las valoraciones que hicimos de las exposiciones, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de exponer un tema?. Elaboración de ficha de planificación de la exposición.

  • Preparación de nuevas exposiciones de los equipos sobre la base de los acuerdos hechos hasta el momento. Se decidirán las fechas para las exposiciones así como una instancia previa donde los equipos presenten avances de sus trabajos.

  • Realización de las exposiciones.

  • Valoración de las mismas (de acuerdo a tabla elaborada por el grupo)

  • Taller de reflexión acerca de la utilidad de la planificación, sus beneficios y las posibles dificultades.

Tabla de valoración de las exposiciones (realizadas en un grupo en particular). No necesariamente debe ser este el resultado de las negociaciones a nivel grupal.

Coherencia

Claridad en la exposición

Recursos empleados

Participación de los integrantes del equipo

Dominio del tema

Pertinencia del lenguaje utilizado

En cada ítem se valorará con un juicio o un valor numérico según los acuerdos logrados y luego se hará un promedio final.

Ficha de planificación de la exposición

Tema

Subtemas

Formato de presentación: solo oral, con apoyo gráfico, con apoyo de presentación en Power Point, etc.

Recursos necesarios para ejemplificar: carteles, fotografía, dibujos, gráficas, cuadros comparativos, investigaciones, catografía, audio, videos.

Organización de la exposición: turnos de la palabra (distribución)

Estrategias para mantener la atención de los interlocutores: dinámica de la exposición.

Posibles propuestas de interacción con los interlocutores: preguntas, dinámicas grupales, talleres, debates, paneles.

Lenguaje empleado: qué cosas evitar en la exposición.

Síntesis final: resúmenes, imágenes, esquemas, cuadros sinópticos, mapas conceptuales a dejar a los interlocutores como síntesis del trabajo.

La presente ficha es solo una posibilidad. Lo importante es que surja de un acuerdo colectivo.