En esta primer línea del contacto con ustedes, deseo expresarles agradecimiento por acompañarme en las siguientes páginas. Tal vez sin que usted lo sospeche, sepa que me ha acompañado en la redacción. ¿A qué me refiero? Me refiero a que he tomado como guía en el esfuerzo los aportes y comentarios de muchas maestras y maestros con los cuales me he cruzado. Han tenido el gesto de compartir sus impresiones y sugerencias respecto a temas de Astronomía y como les resulta el trabajo en aula con los medios actuales.

El trabajo en Ciencias siempre ha tenido un sitio de privilegio en la vida escolar. La ciencia de Urania ha tomado en los nuevos programas identidad propia como área del conocimiento ¿La Astronomía enciende vocaciones científicas? Es probable que si... al igual que otras ramas, pero es aceptado que astronomía conjuga en escenario práctico muchas tareas y experiencias vivenciales difíciles de no apreciar en la vida cotidiana.

La fascinación de presenciar un eclipse, las frecuentes noticias en los medios respecto a cargueros espaciales, sondas en nuevos destinos del sistemas solar o nuevos descubrimientos -casi semanales- desde grandes observatorios, hacen que sea veta de incesantes preguntas. En la actualidad nuevos modos de trabajo a distancia permiten contribuciones en actividades de ciencia ciudadana. El laboratorio del cielo no requiere de laboratorista que prepare los insumos. El cielo está allí; en el fondo de casa al anochecer de un sábado con amigos, o por la ventanilla del ómnibus, si estás leyendo esto mientras vuelves a tu casa, luego de la jornada escolar.

La Luna nos acompaña en el cotidiano, en la noche, en el día, en el arte... El Sol es motor del planeta; sin su aporte de energía no seríamos como planeta lo que somos.

"...somos polvo de estrellas", decía Carl Sagan.

Suena a parte de una canción popular, pero es una frase tan poética como científica. Pensemos que quiso decir el célebre astrónomo norteamericano. Luego del Big Bang, inicio del Universo, la única materia primitiva existente eran simples átomos de hidrógeno, materia que luego de mucho tiempo dio lugar a las estrellas. Pero siendo el Hidrógeno el único elemento existente ¿cómo se generaron todos los demás elementos que forman los cimientos de nuestra propia existencia a nivel molecular? Pues seamos objetivos, somos un conjunto de átomos organizados de modo muy complejo y exquisito.

A saber, los humanos estamos conformados por...

Oxígeno (65%)

Carbono (18%)

Hidrógeno (10%)

Nitrógeno (3%)

Calcio (1.5%)

Fósforo (1%)

Potasio (0.25%)

Azufre (0.25%)

Sodio (0.15%)

Cloro (0.15%)

Magnesio (0.05%)

Hierro (0.006%)

Y adivinen que... los elementos químicos que componen todo aquello alrededor -y a nosotros mismos- fueron sintetizados en el pasado, en el interior de estrellas. ¡A tal grado es nuestro común origen con las estrellas!

Mira tus manos. Están hechas con átomos que estuvieron en el interior de una estrella.

La fascinación de estas reflexiones me tomó por sorpresa siendo adolescente, cuando por primera vez emitían una serie televisiva llamada "Cosmos" con su autor y anfitrión Carl Sagan en un canal capitalino. En la estrecha grilla semanal de aquel entonces recuerdo con afecto ese tiempo semanal y el de otro programa, "Connections" (traducido como Relaciones) presentado por James Burke. La magia de la tecnología actual nos da ahora oprotunidad de ver en cualquier momento y lugar estos episodios en youtube. Valga pues la tecnología para esto y para la búsqueda de nuevos estímulos a la curiosidad de los niños.

Encontrará en las siguientes secciones aspectos e ideas para intervenir en temas de Astronomía. En algunos casos se ha privilegiado el trabajo práctico en detrimento de teoría que puede hallarse en otras fuentes. Algunas actividades si bien se presentan de modo sencillo (como es el caso de la construcción del espectroscopio en el capitulo 6) terminan proporcionando resultados muy atractivos y que esperamos despierten inquietud en los niños para indagar más en los temas. En la sección referida a representación del sistema solar, salir al barrio a representar a nuestro barrio planetario parece descabellado, pero se fundamenta y explica en detalle. En lo que refiere a simuladores en el aula, el recorrido en solo cuatro alternativas probadas no agotan las oportunidades a futuro de nuevos productos. Y más temas que le invito a descubrir pasando las páginas en una rápida vista previa.

Es cierto que muchas cosas pudieron quedar "en el tintero". Y muchas cosas más pueden surgir como novedades sorpresivas luego de la impresión de estas páginas.

Más allá de estas páginas.

Para estar a tono con el carácter de revisión permanente en el campo de la Ciencias, hemos dispuesto una carpeta web pública en donde puede recurrir para descargar las plantillas de construcción de algunas de las tareas prácticas y materiales que, por el formato del manual, no han sido incluídos en el tamaño estandar. Por ejemplo, la plantilla constructiva del reloj de sol ecuatorial se imprime en hoja de superficie A4. Este y otros materiales que se irán actualizando pueden descargarse desde http://bit.ly/astromateriales .

Y en virtud de la elasticidad que nos permite las nuevas tecnologías para estar al corriente de novedades, también acompaña a este manual una lista de videos en youtbe a las que se irán incorporando novedades a medida que surjan contenidos de interés para cursos escolares. La lista de videos es accesible e http://bit.ly/astrovideos .

Anote estos dos enlaces mencionados en los párrafos anteriores. Juntos con el manual que tiene en las manos, funcionan como una unidad de contenido susceptible de expandirse ante temas emergentes de público interés. Por ejemplo, el 09 de mayo del 2016 ocurrirá un evento astronómico extraño y poco frecuente: el tránsito del planeta Mercurio frente al disco solar. Y adivinen.... ¿dónde publicaremos videos referidos al tema? Exacto... , en la lista de actualizaciones de video en http://bit.ly/astrovideos

Bienvenidos y exploren libremente. Modifiquen y siéntanse en libertad de crear nuevas alternativas para sus alumnos. Pues además de átomos, también estamos hechos de curiosidad liberadora.