Programar consiste en fijar las diversas partes o elementos de una acción determinada.

Es una declaración previa o proyecto de lo que se piensa hacer, supone anticiparse de modo reflexivo, al proceso educativo de un grupo concreto de alumnos.

La palabra programación sugiere un mayor detalle de lo que se planea o planifica. Su finalidad es evitar la improvisación de las tareas docentes.

Componentes básicos

Toda programación didáctica incluye una serie de elementos esenciales:

- los objetivos

- los contenidos

- la metodología (actividades)

- los recursos

- la evaluación

Los objetivos

Constituyen el "para qué" de la programación didáctica. Señalan los aprendizajes concretos que los alumnos han de conseguir.

Los contenidos

Hacen referencia al "qué enseñar", son el conjunto de informaciones que se enseñan y se aprenden a lo largo del proceso educativo.

La metodología

Las decisiones metodológicas representan el "cómo enseñar". Es el camino por medio del cual se pretenden conseguir determinados objetivos previstos.

Incluye pues, las actividades o actuaciones de toda índole que los alumnos deben realizar para alcanzar los objetivos y dominar los contenidos.

Es importante disponer de un amplio y variado repertorio de actividades para poder atender el estilo y el ritmo de aprendizaje de cada educando.

Según el momento que ocupen en la secuencia didáctica, se ha diferenciado tres tipos de actividades:

1. actividades de iniciación,

cuyo objetivo es generar interés y motivacion por el tema, así como explicitar las ideas de los alumnos en relación con los contenidos de trabajo.

2. actividades de desarrollo

orientadas a la construcción y adquisición significativa del conocimiento. Inlcuyen:

- introducción y aplicación de conceptos y procedimientos

- elaboración e interpretación de representaciones gráficas

- resolución de problemas

- realización de trabajos prácticos

- manejo de bibliografía

- elaboración de informes, etc

3. actividades de acabado

orientadas a la elaboración de la síntesis, esquemas, mapas conceptuales, evaluación de aprendizajes del alumno y problemas que queden planteados.

Otra clasificación de actividades está relacionada con los contenidos de aprendizaje. Ellas son:

a. actividades de introducción o motivación

para iniciar un tema o unidad didáctica.

b. actividades de conocimientos previos

para conocer las ideas y opiniones, aciertos y errores de los alumnos sobre un contenido determinado.

c. actividades de desarrollo

para adquirir conocimientos nuevos y comunicar a otros la tarea hecha.

d. actividades de síntesis/resumen

para facilitar la relación entre los contenidos.

e. actividades de consolidación

para contrastar las ideas nuevas con las previas, y para aplicar los nuevos aprendizajes.

f. actividades de refuerzo y recuperación

para los alumnos que no han alcanzado los conocimientos previstos en la programación.

g. actividades de ampliación

para seguir adquiriendo conocimientos, más allá de lo previsto en la programación.

Los recursos

Es el "con qué enseñar". El objetivo no es la utilización de tal o cual material, sino la potencialidad educativa que el manejo del mismo pueda impactar en el alumno.

La evaluación

Persigue tomar decisiones en torno a una determinada intervención docente, con un grupo concreto de alumnos, para comprobar su eficacia. Pero dicha evaluación no debe restringirse al rendimiento de los niños, sino que habrá de abarcar también la evaluación de la práctica del docente y la evaluación de la programación misma como técnica didáctica.